Segob presenta Guía de Derechos Humanos para enfrentar Covid-19

Segob presenta Guía de Derechos Humanos para enfrentar Covid-19

La Secretaría de Gobernación (Segob) dio a conocer a autoridades federales, estatales y municipales una Guía de Derechos Humanos para aplicar las medidas por Covid-19, a fin de que no incurran en la aplicación de acciones discriminatorias ni discrecionales para disminuir el impacto de la pandemia.

El comunicado emitido a través de la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración, señala que todos los niveles de gobierno tienen el deber de garantizar las condiciones para que las medidas puedan llevarse a cabo protegiendo los derechos de las personas.

Asimismo, subraya que las medidas que adopten las autoridades deben ser objetivas, temporales y proporcionales al riesgo.

La guía está dividida en cuatro partes: salud pública y efectos adversos sobre derechos; impactos diferenciados; prevención de discriminación y violencia; y proporcionalidad de las medidas.

En la primera se puntualiza que las autoridades deben garantizar el acceso universal a la atención médica a todas las personas sin importar si tienen seguro médico o recursos económicos, o bien, su nacionalidad, situación legal, orientación sexual o pertenencia étnica.

En cuanto a los impactos diferenciados, se expone que las acciones deben atender principalmente a los grupos excluidos y de mayor riesgo. Entre ellos, personas de 60 años o más, mujeres embarazadas, personas con obesidad, enfermos con VIH o con enfermedades crónico-degenerativas, entre otras.

También hace énfasis en que es necesario asegurar que las personas en situación de calle puedan permanecer en un espacio digno para su protección, así como garantizar la distribución del agua y saneamiento en los lugares con mayor carencia del líquido, entre otras.

En la tercera parte se recalca que la emergencia no debe ser excusa para la intolerancia, por lo que no se deben fomentar los discursos discriminatorios basados en prejuicios y estereotipos, principalmente a personas que tienen o tuvieron COVID-19, personal médico y de enfermería, personas con rasgos estereotípicamente asiáticos y personas de la diversidad sexual.

A su vez, indica la importancia de implementar medidas para atender y proteger a niñas, niños y mujeres, ya que “durante el resguardo domiciliario y el hacinamiento, están en mayor riesgo de ser violentados por sus familiares”.

En ese sentido, todas las unidades de atención, como refugios y Centros de Justicia para Mujeres, los considera servicios esenciales y se mantienen abiertos durante la contingencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.