ExxonMobil traerá su gasolina a CDMX

ExxonMobil traerá su gasolina a CDMX

Boca del Río, Veracruz.- Muy pronto, el gigante ExxonMobil tendrá estaciones de servicio con su marca en la Ciudad de México para vender su propio combustible.

“Te diría que muy pronto”, comentó el director general de combustibles, Carlos Rivas, en entrevista con Forbes México.

La empresa estadounidense ha creado un sistema integral de transporte y almacenamiento en nuestro país para que eso pueda ocurrir. Para empezar, la gasolina y diésel sale desde sus refinerías en Texas y Lousiana, Estados Unidos mediante carrotanques de la empresa ferroviaria Kansas City Southern México hasta sus terminales de almacenamiento en cuatro entidades de nuestro país: Nuevo Léon, Guanajuato, San Luis Potosí e Hidalgo.

Y para el primer trimestre de 2020, ExxonMobil pretende utilizar una quinta terminal en Tuxpan, Veracruz.

“Por Tuxpan, la diferencia es que va a ser suministrada por barco”, agrega el directivo.

Cada buque tanque que llegue a la terminal de Tuxpan transportará 350,000 barriles de sus combustibles Synergy, pero la distribución será por pipas hasta que empiece a operar el ducto en 2021.

La importancia de su estrategia en Tuxpan es que conecta con el principal mercado de combustibles del país: el Valle de México. Además, el transporte por barco es la segunda manera más barata de mover combustible, después de los ductos.

Hasta la primer semana de junio, ExxonMobil contó con 227 gasolineras bajo su bandera en 14 estados del país, incluida una en Veracruz. Este año pretende cerrarlo con 350 estaciones.

En los últimos seis meses, ExxonMobil ha importado 10.5 millones de barriles de gasolina y diésel mediante 175 trenes unitarios con 60,000 barriles cada uno.

Su apuesta por México no ha pasado inadvertida para la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ha criticado constantemente los frutos de la Reforma Energética.

El pasado 30 de abril, la propia secretaria de Energía, Rocío Nahle, agradeció a ExxonMobil por el apoyo al gobierno mexicano durante la crisis de desabasto que enfrentó México derivado de la estrategia gubernamental contra el robo de combustible, que implicó el cierre de ductos que transportaban petrolíferos a la zona de El Bajío, donde opera ExxonMobil, durante un evento con empresarios petroleros.

“Yo creo que no fue al gobierno, creo que fue al país, al consumidor mexicano”, comentó el director de combustibles.

Al preguntarle por el volumen que moverá en nuestro país con su logística y terminales operando al 100%, Rivas menciona que dependerá de una mayor cobertura regional, mayores ventas, y de la seguridad energética a través de sus inventarios.

—¿Y cuándo llevará sus gasolineras a la Ciudad de México?—pregunta Forbes México.

—Muy pronto—Contesta el directivo de ExxonMobil.

—¿Muy pronto este año?—Insistimos.

—Muy pronto—reitera Rivas.

(Forbes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *