Argentina cierra todas sus fronteras

Argentina cierra todas sus fronteras

Argentina, donde hay 576 infectados y 13 personas han muerto a causa del nuevo coronavirus, cerró este viernes sus fronteras, por lo que tampoco pueden ingresar los ciudadanos o residentes que se encuentran en el exterior. La medida estará vigente hasta el 31 de marzo y puede ser prorrogada.

Las únicas excepciones a la prohibición de ingreso a través de puertos, aeropuertos y pasos terrestres internacionales son las personas que están en tránsito aéreo o sanitario y el transporte de mercaderías.

Por otro lado, el país sudamericano es unos de los 10 elegidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para probar terapias contra el COVID-19. El ministro de Salud, Ginés González García, dijo a medios de prensa que el país participará en un primer ensayo clínico mundial para determinar “cuál es la mejor terapia”.

Agregó que tres pacientes argentinos se encuentran en tratamiento con hidroxicloroquina, una droga propuesta por Francia para frenar la enfermedad, que “se usa contra la malaria, contra algunas patologías como el lupus y tiene capacidad antiinflamatoria”.

La secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, indicó por su parte que se trabaja a contrarreloj para mejorar la distribución de respiradores, medicamentos e insumos ante el previsible incremento de casos en los próximos días.

El sistema sanitario fue dotado con 190 respiradores nuevos y es “permanente el trabajo para poder ampliar la cantidad de reactivos” empleados para detectar el nuevo coronavirus, añadió.

Por otra parte, el Ministerio de Seguridad informó que desde que se dispuso la cuarentena general el 20 de marzo fueron detenidas 6 mil 191 personas y se secuestraron 938 vehículos. Las fuerzas de seguridad han extremado en las últimas horas los controles en rutas y calles para que se cumpla el aislamiento obligatorio.

En Colombia, el ministro de Salud, Fernando Ruiz, anunció una ofensiva para adquirir lo antes posible equipos médicos, medicamentos y productos de higiene para afrontar y contener la pandemia que ha dejado hasta el momento 491 contagiados y seis fallecidos.

Pese a que en Colombia hay unos 12 mil hospitales, la víspera el presidente Iván Duque informó que las fuerzas militares están adaptando carpas con unas mil 800 camas en caso de que aumenten los contagios. También se habilitaría un hotel que es propiedad del Ministerio de la Defensa que tiene más de 300 habitaciones.

En tanto, Migración Colombia informó que 130 ciudadanos extranjeros fueron sorprendidos violando el aislamiento obligatorio, de los cuales 37 fueron deportados, 49 expulsados y 44 obligados a salir del país. No dio a conocer sus nacionalidades.

Chile informó 304 nuevos casos por lo que la cifra nacional se elevó 1.605 contagiados y cinco fallecidos. La subsecretaria de Salud, Paula Daza, precisó que 52 personas se encuentran en estado crítico.

Tras el fuerte incremento de los contagiados el gobierno impuso una cuarentana total a dos ciudades del sur, que se sumaron al aislamiento total de siete barrios de Santiago de Chile que concentran centenares de casos.

San Cristóbal, la empresa minera más grande en Bolivia y propiedad de la japonesa Sumitomo, informó en un comunicado que suspendió la producción y exportación de zinc, plomo y plata “para evitar la propagación del COVID-19”. La compañía produce el 2.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de Bolivia y emplea a 2 mil 500 personas. La suspensión de operaciones supondrá pérdidas para el país y la compañía, reconocieron las autoridades.

En Bolivia, donde también rige una cuarentena total y obligatoria, los contagiados subieron a 61. Funcionarios sanitarios del mayor hospital público de La Paz reclaman a las autoridades por la falta de equipos de bioseguridad. El ministro de Salud, Aníbal Cruz, admitió que el gobierno hace lo posible para dotar a los hospitales.

América Latina tiene unos 8 mil 100 contagiados y cerca de 150 personas han fallecido.

En la mayoría de la gente el nuevo coronavirus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas. Pero en algunas personas, sobre todos los adultos mayores y quienes padecen trastornos de salud subyacentes, puede provocar enfermedades más graves e incluso la muerte.

La pandemia ha infectado a más de 553 mil personas y causado la muerte a más de 25 mil en todo el mundo, según el Centro de Ciencias e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins que basa sus datos en los informes de los gobiernos y las autoridades de salud de cada país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *