12 mil mujeres se manifiestan en Cancún

12 mil mujeres se manifiestan en Cancún

Mujeres de todas las edades y condiciones sociales se congregaron alrededor de las cinco de la tarde en el icónico Malecón Tajamar y marcharon hacia la glorieta de El Ceviche, donde la multitudinaria marcha concluyó alrededor de las siete de la noche. En el lugar se entregó un comunicado en el que se leía “¡marchamos con un grito de justicia!”.

Al frente del contingente, vestido en su mayoría de negro y morado, sendas mantas anunciaban “Nos queremos vivas” y “No nos vamos a callar”; una pancarta aludía al derecho al aborto: “No quiero que otras personas decidan qué quiero ni quién soy, yo quiero decidir por mí misma”.

Durante la marcha, las féminas exigieron un alto a la violencia machista, igualdad de oportunidades y el derecho a abortar, entre otras tantas demandas, debido al clima de desigualdad y violencia desatado en su contra en los últimos años, lo que ha propiciado la organización para demandar sus derechos.

El cántico que más se escuchó durante la nutrida manifestación fue el de “¡Mujer, escucha, esta es tu lucha!”, y “¡Ni una más, ni una menos, ni una asesinada más!”; otras expresiones escritas más señalaban: “Mujeres al pie del cañón”, “Somos el corazón de las que ya no laten”, “Nos queremos vivas, unidas y libres”.

Otros carteles avisaban: “¡Acostúmbrense, ya no nos vamos a callar!”, mientras que algunos cartelones parecían fuera de lugar con leyendas como “Si mañana soy yo, si mañana no vuelvo, ¡destrúyelo todo!”.

Las mujeres de Cancún demostraron y dejaron en claro la tarde-noche del domingo que su grito no acabará hasta que cada crimen, hasta que cada feminicidio sea aclarado y juzgado, y la violencia sea erradicada; marcharon para decir “ya basta de violencia contra nuestros cuerpos, contra nuestras vidas. Ni una quintanarroense menos”.

La lucha por la igualdad entre mujeres y hombres llevó este domingo 8 de marzo a miles de mujeres a protestar, en una de las más multitudinarias manifestaciones que se recuerde en los últimos años en Cancún, ante la exacerbación de la violencia en su contra y a las condiciones que ha dejado históricamente en un segundo plano a la población femenina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.